Recetas peruanas para hacer en casa en tiempos de cuarentena

Las papas, el ají, los pescados y la influencia asiática son la base de la cocina peruana; una variada y colorida cultura gastronómica, que se ha dado a conocer en Latinoamérica y en todo el mundo. En este sentido, los platos más tradicionales del Perú son recetas que se han transmitido de generación en generación y que ahora, puedes realizar en tu casa de una forma muy sencilla.

Causa limeña

Utilizando uno de los productos más conocidos del Perú, la causa limeña es una especie de pastel con base de papa, que se acompaña de pollo y algunas verduras. Es una receta versátil, que puedes presentar de distintas maneras, de acuerdo a la situación, puede ser más formal y elegante o algo más casual y relajado.

Ingredientes:

  • 4 papas o patatas amarillas.
  • 2 pechugas de pollo.
  • 1 cebolla roja.
  • 1 zanahoria.
  • 1 puerro o apio.
  • 1 aguacate maduro.
  • 1 huevo cocido.
  • 1 lima o limón.
  • Mayonesa, cantidad necesaria.
  • Sal y pimienta al gusto.
  • Aceite.

Lo primero que debes hacer, es cocinar las pechugas en agua con la zanahoria y el apio para darle sabor; una vez que estén cocidas, las dejas enfriar y las desmenuzas. Asimismo, vas a cortar la zanahoria y el apio y las vas a mezclar con el pollo y unas cucharadas de mayonesa.

Por otro lado, vas a cortar la cebolla en cubitos y la vas a remojar en agua con sal; de esta manera, su sabor no será tan invasivo. Al mismo tiempo, colocarás las patatas a cocinar en agua hirviendo, hasta que estén blanditas y formarás un puré con las mismas.

Llegó el momento de armar la causa limeña, para esto necesitas un recipiente o plato de presentación. La base será de puré, seguido de una capa de pollo y láminas de aguacate y huevo cocido. Para finalizar, termina este pastel con otra capa de puré; recuerda que puedes hacerla de forma individual con ayuda de un aro metálico. 

Ají de gallina

Otro plato reconocido de la cocina peruana es el ají de gallina, que combina la carne de gallina o de pollo con una cremosa pasta de ají. Esta receta, es ideal para un almuerzo y puedes acompañarla con arroz blanco, papas y huevos cocidos.

Ingredientes:

  • 1 pechuga de gallina (pollo, en caso de conseguir gallina).
  • 5 rebanadas de pan de molde.
  • 2 ajíes amarillos.
  • 1 lata de leche evaporada.
  • 1 cebolla cortada en cubitos.
  • 2 dientes de ajos finamente picados.
  • Queso parmesano al gusto.
  • Sal y pimienta.

Para comenzar, debes remojar el pan en un poco de leche o agua, para que esté suave y sea más fácil de integrar a la preparación. Por su parte, vas a colocar la pechuga de gallina a sancochar en agua hirviendo; una vez que esté lista, la dejas enfriar y la desmenuzas.

Por otro lado, en un sartén caliente colocas la cebolla y el ajo a sofreír y añades los ajíes licuados con la leche. A esta mezcla, debes incorporarle el pan (eliminando el exceso de líquido que tenga) y, para finalizar, agregas el pollo previamente desmenuzado.

Esta preparación debes revolverla con frecuencia, para evitar que se pegue a la cacerola y se queme; sazona, con sal y pimienta al gusto y añade un poco de queso parmesano. Ahora, solo debes servir el ají de gallina y disfrutar.

Papa a la huancaína

Por último, volveremos a utilizar uno de los tubérculos más diversos y consumidos en Perú, la papa. Esta receta, puede ser preparada como una entrada, o bien, para ser acompañada con carnes, aves, arroz, entre otros; ya que, básicamente se trata de una salsa de ají sobre láminas de papas.

Ingredientes:

  • 1 kg de patata o papa amarilla.
  • 4 ajíes amarillos.
  • 2 dientes de ajo.
  • Queso fresco.
  • 2 huevos cocidos.
  • Aceitunas al gusto.
  • Sal y pimienta.
  • Aceite.

En primer lugar, debes cocinar en agua las papas cortadas en rodajas y las reservas para el momento de servir. Para la salsa, sofríe los ajíes con el ajo, hasta que estén dorados; una vez que esto ocurra, llévalos a la licuadora con el queso y el aceite, agrega sal y pimienta al gusto. Si la crema te queda con una consistencia muy espesa, puedes agregar un poco de leche para hacerla más ligera. Ahora bien, coloca en el plato una cama de patatas y agrega por encima la salsa de ají; por último, decora con aceitunas y rodajas de huevos cocidos. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *