Bocaditos dulces, Postres

Corona de frutas

Los bizcochos en forma de corona siempre son muy vistosos para decorar nuestra mesa en ocasiones especiales. En España los postres con forma de corona son muy populares y el más representativo de todos es el roscón de reyes o roscón español que se come los primeros días de enero y en las fiestas navideñas. 

Las coronas de frutas también son muy populares y se pueden comer durante todo el año sin importar la estación. Existen muchas variaciones de esta receta, algunas con o sin relleno de crema, con frutas de temporada, con frutos en almíbar, etc; todas muy deliciosas y para todos los gustos.

Particularmente esta receta de corona de frutas es un exquisito y elegante postre que siempre te hará quedar muy bien porque es fresco, suave y muy provocativo a la vista. 

Combinar la suavidad de este bizcocho de intenso sabor cítrico y textura esponjosa con las frutas en almíbar, más el distinguido sabor del Cointreau, es realmente una delicia que ajusta a la perfección con todo tipo de reuniones como cenas, tarde café con las amistades, cumpleaños y lo que guste. 

Lo mejor que tiene esta corona de frutas es que es muy fácil de preparar y en pocos minutos, y con pocos ingredientes (que de seguro tienes en la alacena), podrás tener un postre que deleitará a tu familia e invitados.

Ingredientes para preparar una corona de frutas

Como todo en la repostería, colocar las cantidades exactas de los ingredientes es vital para obtener una corona de frutas suave y esponjosa, para ello necesitamos:

Para el bizcocho:

2 huevos grandes.

250 g de azúcar refinada.

Una pizca de sal fina.

100 ml de aceite de sabor suave como girasol, oliva o canola.

100 ml de vino blanco de sabor dulce.

2 cucharadas de Cointreau.

250 g de harina leudante.

Una cucharada de polvo de hornear o levadura química.

Vainilla al gusto.

Ralladura de 2 a 3 naranjas.

Ralladura de 2 a 3 limones.

Para adornar:

Azúcar pulverizada (glass) para cubrir.

Una lata de 500 g de frutas en almíbar.

Cointreau al gusto.

Preparación de la corona

La preparación de la corona es muy fácil, solo se toma aproximadamente 25 minutos la integración de los ingredientes y unos 35 minutos de cocción, dependiendo de su horno.

Lo primero será encender el horno a una temperatura de 180° C para que se vaya precalentando.

Seguidamente se colocan en el tazón de la batidora los huevos y la sal y se baten a velocidad media hasta obtener una mezcla aireada y blanquecina. Coloca poco a poco el azúcar sin dejar de batir y se pondrá algo más firme.

Cuando el azúcar esté bien integrado, incorpora el aceite en forma de hilo, al igual que el vino blanco y el Cointreau. Agrega a esta preparación la ralladura de las cáscaras de los cítricos y la vainilla, bate hasta integrar y apaga la batidora.

Con una paleta o batidor de globo unirás a mano, poco a poco y con movimientos envolventes, la harina tamizada con el polvo de hornear o levadura química. Así no perderás el aire que integraste a la mezcla ni activarás el gluten de la harina para que el bizcocho logre esa textura esponjosa que buscas.

Prepara un molde de corona o savarín, enmantequillándolo y enharinándolo. Cuando te asegures que todo esté bien cubierto, vierte en él la mezcla preparada y llévalo al horno por 20 minutos. Pasado este tiempo, baja la temperatura del horno a unos 160° C y continúa la cocción por 15 minutos más aproximadamente. 

Sabrás que está listo porque al introducir un palillo este debe salir limpio. Cuando esto suceda, saca el bizcocho del horno, desmóldalo sobre una rejilla y déjalo enfriar.

Preparación de la fruta

Mientras se hornea el bizcocho, coloca en una taza la fruta sin almíbar y colócale unas 3 a 4 cucharadas de Cointreau para que maceren un poco y tomen el perfume de este delicioso licor.

Decoración de la corona con fruta

Coloca el bizcocho ya frío sobre una fuente o platón decorativo, espolvoréalo con el azúcar glas, y coloca en el centro de la corona toda la fruta con el Cointreau. El bizcocho absorberá el líquido de la maceración y esto le dará una rica humedad. 

Cuando sirva un trozo de esta primorosa corona de frutas asegúrese de colocarle encima a cada pedazo un poco de las frutas que puso en su centro.

Recetas parecidas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*