Cocina divertida para hacer en casa en cuarentena

Cuando estamos en casa con los niños, es importante planificar actividades divertidas; con las cuales, se puedan entretener mientras aprenden algo nuevo. Y para eso, la cocina es una excelente opción; ya que, puedes incluirlos en este arte y enseñarles su importancia. Para ayudarte en esta misión, te mostramos algunas recetas divertidas para hacer en casa

Empanadas argentinas

Las empanadas son una excelente opción para el desayuno o la merienda de los niños, horneadas o fritas, son un versátil y rico platillo; en el que, además, los niños nos pueden ayudar y divertirse. Así que manos a la obra, y comencemos a preparar unas ricas empanadas argentinas.

Ingredientes para la masa:

  • 500 g de harina de trigo.
  • 60 g de mantequilla o margarina.
  • 1 huevo.
  • 1 cucharadita de azúcar.
  • 1 cucharada de aceite.
  • 1 pizca de sal.
  • ½ taza de leche.

Lo primero que debemos realizar es la masa, para lo cual, haremos un volcán con la harina y en el medio un pequeño hueco para colocar el resto de los ingredientes. De esta manera, agregaremos la mantequilla (a temperatura ambiente), el huevo, el aceite, el azúcar y la pizca de sal.

Este es el momento para llamar a los niños, y que comiencen a integrar todos los ingredientes; mientras esto ocurre, iremos agregando poco a poco la leche. Esta preparación se debe amasar, hasta obtener una consistencia suave y lisa. 

Para el relleno:

  • 250 gr de carne de res o de pollo.
  • 1 cebolla picada en cubitos.
  • Aceitunas sin hueso al gusto.
  • Pasas al gusto.
  • 2 huevos cocidos.
  • Aceite.
  • 1 cucharadita de comino.
  • Perejil picado.
  • Sal y pimienta.

Para preparar el relleno, debemos colocar en un sartén caliente y con un poco de aceite, la carne de res o de pollo en cubitos; posteriormente, se agrega la cebolla, las aceitunas y las pasas y se condimenta con sal, pimienta y comino. Cuando la carne y los vegetales estén cocidos, se agregan los huevos duros y el perejil.

Ahora podemos armar las empanadas, para lo cual, se deben realizar pequeños círculos de masa muy fina y se rellena con la mezcla anterior. Se cierra la empanada, formando una media luna y asegurando los bordes. En caso de hornearlas, se barnizan con huevos; o bien, se llevan a una fritura profunda. 

Trufas de chocolate

El chocolate es por excelencia el postre preferido de grandes y chicos, así que, nada mejor que este ingrediente para que nuestros niños comiencen a amar la cocina. Y una receta fácil y divertida, es sin duda alguna, las trufas de chocolates o como las conocen en Brasil, los brigadeiros. Para realizarlas, necesitarás los siguientes ingredientes:

  • 1 lata de leche condensada.
  • 3 cucharadas de cacao en polvo.
  • 1 cucharada de mantequilla o margarina.
  • Chispas de chocolate, coco rallado o maní para decorar.

Para realizar estas ricas trufas, sólo debes mezclar la leche condensada con el cacao en polvo y cocinar a fuego medio por unos 10 minutos; o bien, hasta que la mezcla espese y se separe de la olla. Recuerda hacer este procedimiento, mientras revuelves continuamente para evitar que se queme.

Por otro lado, debes untar un molde con la mantequilla y colocar la preparación anterior; déjala enfriar en el refrigerador. Una vez fría, llega el momento de los niños; que deben armar bolitas con la masa y hacerlas rodar por el chocolate, el coco o el maní que hayan elegido para decorar. 

Buñuelos de yuca o tapioca

Para finalizar estas recetas divertidas, tenemos los tradicionales buñuelos de yuca de Colombia y Venezuela. Fáciles de preparar y muy sabrosos, son perfectos para una tarde de merienda con los niños y a ellos, les encantará realizar estas pequeñas bolitas de sabor. Para esto necesitarás:

  • 2 tazas de harina de maíz.
  • 1 cucharada de almidón de yuca o tapioca.
  • 2 tazas de queso fresco.
  • 2 huevos.
  • 1 pizca de sal.
  • 1 cucharadita de azúcar.
  • 1 cucharada de polvo para hornear.
  • Aceite para freír.

Ahora bien, solo debemos mezclar todos los ingredientes (excepto el aceite) y amasar, hasta obtener una pasta homogénea y suave. Luego de esto, formamos pequeñas bolitas que llevaremos a freír en el aceite caliente. Estos buñuelos, pueden acompañarse con un jarabe o almíbar para darles un toque más dulce. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *