Carnero a la criolla

La carne de carnero es de color rojo vivo, algo más grasa y de tonalidad más oscura que la de buey; se da el nombre de cordero lechal al carnero joven sacrificado a las cinco o seis semanas de su nacimiento, cordero de matadero al carnero sacrificado antes de haber cumplido el año.

La calidad de la carne depende no tan solo de la edad y de la raza de la res, sino también del tipo de engorde seguido. El cordero lechal tiene una carne muy fina, blanca rosada, el de matadero, una carne delicada, de color rojo claro; en cuanto al carnero, adquiere con el paso de los años un sabor algo fuerte.

La raza y el tipo de engorde revisten una importancia innegable en la calidad de la carne, se aprecian especialmente los corderos y los carneros cebados en marismas, ecosistema húmedo donde crecen abundantes hierbas aromáticas

Te presentamos las categorías que distinguen las carnes de cordero y determinan el costo de las mismas, son tres clases y van disminuyendo en costo, desde la primera a la última categoría.La clasificación es la siguiente:

1° De primera categoría: la pierna, la silla, el costillar o carré y las chuletas de lomo y de espalda.

2° De segunda categoría: la espalda o espaldilla.

3° De tercera categoría: el cuello y el pecho.

A continuación,  te explicaremos cómo preparar el Carnero a la criolla, plato muy exquisito, con un fuerte olor y sabor aromático.

Ingredientes para preparar carnero a la criolla

Para que puedas escoger un buen carnero para esta receta, la carne debe ser de color rojo vivo, compacta, y de olor agradable, la grasa debe ser de color blanco y abundante. Además de una buena carne necesitarás los siguientes ingredientes: 

  • 1 kg de espaldilla cortada en trozos.
  • 150 gr de arroz
  • 1 cebolla
  • 2 pimientos
  • 1 cucharadita de curry
  • 2 cucharadas de concentrado de tomate
  • 8 cucharadas de aceite
  • Sal y pimienta al gusto

Preparación del carnero

  1. Pelar la cebolla; cortarla  en rodajas finas, cortar los pimientos en rodajas, sacarles las semillas, hasta dejarlos limpios.
  2. Poner a calentar aceite en una marmita; sofreír (cocer a fuego alto) los trozos de carne en este aceite caliente; añadir la cebolla; dejar que tome algo de color, espolvorear con curry.
  3. Desleír el concentrado de tomate con el jugo de carne; agregarlo a la marmita; finalmente añadir los pimientos; salpimentar y mojar con 1 ½ litro de agua caliente; tapar y dejar cocer a fuego lento por espacio de 40 minutos.
  4. Agregar entonces el arroz seco; tapar nuevamente; dejar que cueza a fuego suave por espacio de 20 minutos; el plato estará listo cuando el arroz haya absorbido todo el líquido.

Por lo general el cordero es una carne que gusta a mucha gente, por su suavidad y textura. Produce una agradable sensación a quien la degusta, por ello, te hemos querido mostrar esta opción culinaria, por su especial consistencia y concentración de sabores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *