Bizcocho de yogur

¿Te gustaría conocer cuál es la receta para preparar un bizcocho de yogur? ¿Quieres cocinar un crujiente bizcocho que sacie tus ansias y/o la de conocidos y familiares? ¡En este artículo te traemos lo que has anhelado!

El “Bizcocho” es una palabra proveniente del latín: bis coctus, que tiene por significado: cocido dos veces. Es una preparación de notable antigüedad ya que han podido encontrarse antecedentes en Tebas, la tumba de Ramsés III, datada del siglo X A.D.

Con el pasar del tiempo se nos ha legado una variabilidad de recetas, que han estado ligadas, en muchas ocasiones, con un lugar o evento. No hay pueblo o ciudad que no posea su típico bizcocho. Existen bizcochos que son patrimonio de la cocina occidental, quienes fueron transportados de distintas regiones hasta que se convirtieron en parte de las tradiciones culinarias de un país en particular.

¿Cómo puedo preparar un bizcocho de yogur?

Ya que la preparación de cierto tipo de receta implica el seguimiento de algunos requerimientos, haremos un enfoque particular en los ingredientes y la elaboración de los bizcochos de yogur, descartando la mención de algún modelo que sea similar o que implique el uso de otros ingredientes y procesos:

Ingredientes:

  • 1 sobre de levadura.
  • Ralladura de limón.
  • 2 cucharadas de zumo de limón.
  • 3 huevos.
  • 375g de harina: Debe de usarse siempre la harina de repostería, jamás de fuerza. Estas harinas, que, por cierto, son ricas en gluten, son aquellas usadas con la finalidad de hacer masas y pan con levadura, pero no son adecuadas para bizcochos, debido que, no subirá. Hay ocasiones en las que se mezclan con otras, como la harina fina de maíz, harina de trigo integral o de otros cereales. En tales casos, la harina debe tamizarse.
  • 225g de azúcar: Debe usarse azúcar blanca corriente, aunque, como alternativa puedes optar por azúcar moreno o miel. A lo cual, añadimos que la miel fue un edulcorante usado para los bizcochos hasta que se introdujo la caña de azúcar que procedía de Asia.
  • 1 yogur natural.
  • 125ml de aceite de girasol.

Elaboración:

  • Precalienta el horno a 180°C
  • Bate los huevos en un recipiente en conjunto al yogur.
  • Añade el azúcar a la mezcla anterior y reanuda el batido.
  • Mezcla la harina que debes de haber tamizado previamente con un colador fino, y echa levadura sobre la harina, el zumo de limón, la ralladura de limón y el aceite. Remueve con un batidor de alambre o unas varillas.
  • Unta un molde para horno con mantequilla y, luego, espolvorea la harina para que el bizcocho no se adjudique en el proceso. Debes vestir la mezcla en el molde y llevarlo al horno, después cocerlo por 30 minutos a 180°C.
  • Si deseas saber si el bizcocho de yogur está listo, tienes que picharlo con un palillo de brochette en el centro y en caso de salir limpio s indicativo de estar cocido. En caso de que esté manchado, es que la falta cocción. Luego, al retirar del horno, asegúrate que se temple, seguidamente, desmóldalo.
  • Espolvoréalo con azúcar glas.

El batido, como ha de esperarse, deben hacerse con varillas -es recomendable que puedas ayudarte de alguna batidora eléctrica- hasta que se blanquee y espese, y luego de levantar el batidor la mezcla al caer deje una señal clara en relación al resto de la masa antes de llegar a hundirse. Hay recetas donde el batido deba ser hecho únicamente con las yemas, mientras que las claras se incorporen al punto de nieve. Hay veces en las que los bizcochos llevan sólo claras o yemas.

Cómo solucionar los dos problemas más comunes que podría acarrear el bizcocho de yogur

Lo más probable es que en la preparación de tu bizcocho de yogur puedan presentarse algunos inconvenientes. Dentro de esta sección te plantearemos la forma más adecuada de solucionar los dos problemas más comunes que podría acarrear la elaboración del aperitivo.

El bizcocho de yogur ha tenido un crecimiento irregular: Hay ocasiones en que los bizcochos tienen una forma irregular, podría verse más bajo en los bordes, altos en el centro, o con joroba. Esto podría deberse a estas causas:

  • El horno posee una temperatura demasiado alta. Debe de estar calibrado, en caso de que no puedas percatarte de esto, haz uso de un termómetro de horno para que te asegures de que la temperatura interior llegue a 180°. Tampoco es ideal que lo coloques demasiado fuerte y, al meter el bizcocho, termines disminuyendo la temperatura. Lo adecuado es que la temperatura sea constante a través de la cocción, desde el primer momento, así que debes encender siempre el horno al iniciar la receta.
  • Hay exceso de harina en la masa: Tienes que cerciorarte de que colocaste la cantidad correcta, añadir en cantidades superiores -como inferiores- podría alterar notablemente el resultado.

El bizcocho posee ciertas grietas: Es posible que saquemos el bizcocho del horno y comprobemos que está abierto o que posee ciertas grietas en la superficie. Además de ser estéticamente perjudicial, puede ocasionar que al desmoldar el bizcocho se termine rompiendo. Las posibles causas son:

  • El tiempo de horneado ha sido excedido: Si el bizcocho ha pasado más tiempo de lo recomendable dentro del horno, puede hacer grietas o resquebrajarse. Cerciórate de sacar el bizcocho en el momento que esté listo, no después, ni antes.
  • La temperatura del horno es muy elevada: En caso de que la temperatura de horneado sea mayor a lo debido, es muy probable que la temperatura haya subido a una velocidad muy elevada sin que se dé tiempo a formar la miga, llegando a provocar roturas en el bizcocho. Debes tener un termómetro externo para mantener el control de la temperatura.

A modo de conclusión, te invitamos a visitar el resto de las secciones de nuestro blog para que conozcas la amplia variedad de recetas que tenemos para ofrecer, las cuales están constituidas, en la mayoría de los casos, con información relevante respecto a los beneficios y los posibles acompañamientos que podrías realizar. Esto sin descartar el planteamiento de los problemas que pueden presentarse (con sus correspondientes soluciones).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *